La terquedad del ser

La terquedad del ser